Estuche Karmeliet 75Cl +2 Vasos

  • Caja

Tripel Karmeliet, fruto del saber hacer de más de 7 generaciones que han ido perfeccionando, en el transcurso de los años, esta excepcional cerveza.

Elaborada con una receta del año 1679 procedente del Monasterio Carmelita situado en Dendermonde. Tripel Karmeliet reúne las cualidades de 3 cereales: avena, cebada y trigo, para producir una cerveza triple compleja, refinada y equilibrada, con notas afrutadas y un sabor sorprendentemente delicado.

La tripel karmeliet una cerveza de degustación que se presenta con una compleja gama de colores de oro a bronce y una capa de espuma densa y cremosa. La variada selección de cereales empleada en su elaboración es el origen de un conjunto de aromas que nos sorprenden como el de manzana, plátano, vainilla y naranja. Su sabor es fino y seco pero acaba con un toque de fruta madura y confitada.

La Tripel Karmeliet es uno de los grandes clásicos entre las cervezas belgas. Según sus productores, Brasserie Bosteels, la receta utilizada hoy en día, es la misma desde el año 1679, cuando, la Karmeliet se producía dentro de la antigua abadía carmelita de Dendermonde, al norte de Bélgica. Con una cerveza de alta fermentación, la Karmeliet tenía ya en esa época la particularidad de producirse a partir de tres cereales: la cebada, el trigo y la avena.

A primera vista, esta cerveza belga presenta un tono dorado con abundante espuma compacta y cremosa. En nariz posee un aroma a caramelo tostado, muy sofisticado y complejo, percibiendo así las notas de vainilla y plátano típicas de la levadura utilizada, mezcladas con los aromas cítricos que presenta el lúpulo Styrians. La entrada en boca te sorprenderá con un sabor dulce suave con malta y notas de trigo. Su textura seca y a la vez cremosa hace que la Tripel Karmeliet sea una cerveza deliciosamente equilibrada.

De muchas cervezas probadas de tipo tripels - multigrano parece que la combinación histórica particular de los 3 tipos de grano sigue siendo la mezcla ideal. La etiqueta muestra una escena de siega.

Es una cerveza de degustación que se presenta con una compleja gama de colores de oro a bronce y una capa de espuma densa y cremosa. La variada selección de cereales empleada en su elaboración es el origen de un conjunto de aromas que nos sorprenden como el de manzana, plátano, vainilla y naranja.

Cerveza de color amarillo dorado, con espuma cremosa. Su refinamiento deriva de los granos utilizados y de los lúpulos y levaduras propios de la cervecera. De carbonatación media - alta, y burbuja fina. Forma una amplia capa de espuma, no muy persistente. Ligera, evocando cervezas de trigo, y con la cremosidad derivada de la avena junto con gustos a limón y quinina. En su sabor predomina claramente la malta, que le da un cierto dulzor. Cerveza con cuerpo, si bien suave a la vez, muy equilibrada, y que concluye con un retrogusto algo seco y amargo.

En boca encontramos un sabor a cereal intenso acompañado de un ligero sabor ácido que recuerda al plátano aportado por el trigo, la avena por su parte se encarga de ofrecer una espuma cremosa y persistente.

De color dorado muy intenso, muy sabrosa y refrescante a pesar de su alta graduación, una birra que se elabora con tres tipos de cereales diferentes lo que le confiere un sabor y unas características que la convierten en una gran cerveza de calidad.

El alcohol apenas de percibe en boca lo cual es síntoma de su equilibrio y del buen hacer de esta cerveza de importación con muchos añis de antigüedad.

En nariz destaca el aroma a caramelo, maltas suavemente tostadas y frutas maduras. Notas ricas y dulzura suave de pastel de limón se unen con toques de semillas de cilantro y heno y una sequedad similar a la quinina en el final.

La Tripel Karmeliet se sirve en una de las copas más elegantes que se pueden conseguir, diseñada por Antoine Bosteels, descubridor de la receta de la Tripel Karmeliet, y decorada con una flor de lis, símbolo de su nobleza y carácter refinado.

Tripel Karmeliet es un trabajo de amor. de paciencia De pasión. Durante más de 7 generaciones hemos trabajado incansablemente, perfeccionando continuamente nuestro oficio para crear esta singular cerveza galardonada.

Es una cerveza de degustación y acompaña bien a crustáceos, bogavante, conejo a la brasa y quesos cremosos, embutidos, carne de cerdo y pollo, pescado azul y quesos semicurados.

En manos de la familia Bosteels durante más de 200 años, la cervecería se basa hoy en la artesanía de siete generaciones. En 1791, Jean-Baptist Bosteels estableció la cervecería y ha sido seguida por generaciones que se hicieron cargo de la cervecería con celo y nunca dejaron de elaborar cerveza, incluso durante las guerras mundiales. En ese momento, la cervecería jugaba un papel tan importante en la ciudad, la familia Bosteels era gente tan influyente que no nos sorprende que 3 de las 7 generaciones hayan sido alcaldes de la ciudad.

En la década de 1930, Antoine Bosteels, quinta generación, continuó con la dinastía cervecera y desempeñó un papel importante en la expansión de las ventas de Bosteels a otras regiones como Gante, Amberes y Bruselas. Su hijo Ivo Bosteels honró la cerveza icónica de Pauwel Kwak al traerla de vuelta al mercado en 1980; este es el comienzo de las cervezas fuertes para la Cervecería Bosteels. En el año 1990, el hijo de Ivo, Antoine Bosteels, la 7ª generación, entendió el potencial de las cervezas fuertes y sobre todo la tendencia por las rubias. Impulsado por la pasión del arte cervecero y guiado por su creatividad, Antoine está en las raíces de Tripel Karmeliet y DeuS Brut des Flandres.

6151

Ficha de datos

Unidades por caja 6

Referencias específicas

ean13 5410228268086